Alquileres

Aunque no es imposible. Los alquileres con precios por debajo de los 300 euros mensuales suponen el 2% de la oferta y los que cuestan entre 300 y 500 euros representan el 25%. Ciudad Real se sitúa como la ciudad española donde más barato resulta arrendar, ya que el 22,8% de las viviendas de alquiler tiene un precio inferior a 300 euros, seguidos de Teruel (20%) y Lugo (17,6%). En el lado opuesto se posicionan Palma de Mallorca (0,1%), Barcelona (0,1%) y Madrid (0,2%).
No obstante, el grueso de la oferta se mueve entre los 500 y 1.000 euros, que es la horquilla en la que se encuentran el 44,5% de las viviendas (en 2013 eran el 50,2%), mientras que el 13,3% está situado entre los 1.000 y los 1.500 euros (era el 8% hace tres años). El tramo en el que se incluyen los alquileres más caros, con precios superiores a los 1.500 euros mensuales, suponen el 15,2% del total de la oferta (eran el 6% en 2013).
Madrid y Barcelona
Barcelona y Madrid son casos aparte. El tramo más bajo del mercado, por debajo de los 300 euros, es prácticamente inexistente en ambos casos, una situación que ya se veía en 2013. Entre los 300 y los 500 euros en cambio la oferta era en 2013 del 7,8% del total en Barcelona y del 10,6% en Madrid, unas tasas que en 2016 se han reducido al 1,4% en la capital catalana y al 3,8% en la madrileña.
En el segmento de viviendas de entre 500 y 1.000 euros mensuales la caída de su relevancia en el mercado ha sido aún mayor. En Barcelona suponían el 67,9% del total hace tres años, mientras que ahora solo suponen el 32,3%. En Madrid, este descenso es un poco más moderada pero aún resulta significativo: pasa del 59,9% de 2013 al 43,1% actual.
En las dos ciudades ganan peso los alquileres con precios superiores a 1.500 euros. En Barcelona ya suponen el 36,5% del total, mientars que en Madrid suman el 31%

1/12/2016

Back to top